Concurso de antecedentes (M.Q.C.)

Homologación de títulos obtenidos en el extranjero

Principio de igualdad

 

Recurso de amparo de A.S.B. contra C.C.S.S. y otro

Expediente No.99-009090-0007-CO

Voto No.1311-00 de las 14:45 horas del 9 de febrero de 2000

Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia

 

 

El señor A.S.B. presenta recurso de amparo en contra de la Caja y el Colegio de Microbiólogos Químicos Clínicos de Costa Rica, pues considera que la forma en que fueron evaluados sus antecedentes no se ajusta al principio de igualdad que protege la Constitución Política.

 

Considera el recurrente que sus derechos fueron violados, al no asignársele puntaje por los estudios realizados en el extranjero. Al respecto, la Sala Constitucional, en su resolución No.1311-00, resolvió lo siguiente:

 

(...) En lo que respecta a los concursos de antecedentes, la tutela constitucional se agota, según lo ha sostenido esta Sala (ver, por ejemplo, la sentencia número 06448-94 de las 17:57 horas del 2 de noviembre de 1994), con el derecho de participación igualitaria que tienen los oferentes, el cual no se le ha negado al promovente de este caso. Una vez ejercitado ese derecho, con lo que cuenta el interesado es una simple expectativa de ocupar el cargo para el que opta, de manera que no corresponde revisar en esta sede la decisión que los órganos tomen sobre el particular, en ejercicio de las facultades discrecionales con que cuentan para ello, pues la inconformidad que se suscite en torno a la decisión comporta un conflicto de mera legalidad y no de raigambre constitucional. En razón de lo anterior, resulta improcedente para este Tribunal entrar a valorar los criterios de puntuación que se le apliquen a los atestados del recurrente, pues para ello existen los recursos ordinarios, no obstante tratándose de que lo acusado deviene en el hecho de que en dicha valoración se le está aplicando normativa en forma retroactiva, se procede a valorar el fondo del recurso únicamente en cuanto a este aspecto. Señala el recurrente que su maestría obtenida en el extranjero en el año en que la obtuvo (1977) no requería ser reconocida o registrada como posgrado y que por ello no debe aplicársele el Reglamento del Estatuto de Servicios de Microbiología y Química Clínica, no obstante esta Sala constata que la Ley Fundamental de Educación que es la No.2160 de setiembre de 1957 adicionada por la Ley No.2298 del 22 de noviembre de 1958, en su artículo 21 ya disponía:

 

Corresponde exclusivamente a la Universidad de Costa Rica autorizar el ejercicio de profesiones reconocidas en el país, así como ratificar la equivalencia de diplomas y títulos académicos y profesionales otorgados en otras Universidades, de conformidad con las leyes y tratados internacionales (...)

la cual resulta anterior a la emisión del título del recurrente, y que además, si bien es cierto el Reglamento del Estatuto impugnado es posterior a este, debe tener en cuenta el recurrente que a la hora de pretender concursar para una plaza actualmente, sí debe contemplar los requisitos exigidos para esta tanto en el Estatuto de Servicios de Microbiología y Química Clínica como en su Reglamento, pues ello no constituye en forma alguna una aplicación retroactiva, ya que dicho Reglamento data desde 1992 y el recurrente presentó sus atestados para el concurso en 1999. Así las cosas, no se produce la violación acusada, y en todo caso, se constata que la valoración final del concurso aún no se ha realizado, pues esta calificación no es definitiva. En cuanto a la acusada violación al principio de igualdad respecto al trato que se le da a las plazas en este concurso, por considerar el recurrente que debe establecerse el requisito de especialista en el caso de la plaza que pretende, como indica sí se solicita en las demás, no estima esta Sala que se produzca tal violación, pues de conformidad con lo señalado por el Coordinador del Área de Reclutamiento y Selección de Personal de la Caja Costarricense de Seguro Social, la plaza 06818 de M.Q.C.3, Encargado del tercer turno en cuestión, cumple con los requisitos establecidos en el Reglamento del Estatuto de Servicios de Microbiología y Química Clínica y de la Ley 5462, y en todo caso, no le corresponde a esta Sala determinar cuáles son los requisitos idóneos que deben pedirse para cada una de las plazas (...)