La rabia

La rabia es una enfermedad muy vieja, tal vez tan vieja como la propia humanidad.

La primera descripción de la enfermedad se remonta al siglo XXIII a. C., en el código Eshuma en Babilonia.

Es una enfermedad siempre mortal que ataca al sistema nervioso y provoca encefalitis en los mamíferos. En los animales, existe una forma paralítica en los roedores y una forma furiosa en los carnívoros. Los síntomas en el hombre pueden expresarse de las dos formas.

Los transmisores de la rabia

El principal transmisor en todo el mundo es el perro. Los animales salvajes pueden agredir directamente al o de manera indirecta contaminando a los animales domésticos.

En toda América latina el murciélago hematófago es a menudo origen de la enfermedad. Los murciélagos insectívoros pueden igualmente ser fuente de contaminación en diferentes regiones del mundo.

Patogenia

El primer modo de contaminación es la mordedura de un animal rabioso y en un grado menor los arañazos y el lamido.

La vía nerviosa es el modo de transporte viral, del punto de inoculación al sitio preferencial de replicación en el sistema nervioso. A continuación el virus emprende las vías nerviosas hacia diferentes órganos periféricos.

Tratamiento

El tratamiento de la rabia declarada no existe; cuando los primeros síntomas aparecen la evoluciónes inexorable, de algunos días a varias semanas, según las posibilidades de tratamiento sintomático y de reanimación.

Una vacunación pre-exposición es útil para permitir una respuesta rápida del organismo a una vacunación de rappel a continuación de una vacunación posterior.

No existe ningún tratamiento eficaz de la rabia confirmada.


Regresar a los temas