Osteoporosis
Revisado por:
Dr. Francisco Bermúdez
Endocrinología, Hospital San Juan de Dios
San José, Costa Rica
Febrero 2004
Definición

La osteoporosis en un padecimiento que se debe a la descalcificación de los huesos, que en forma paulatina van perdiendo solidez y se vuelven esponjosos y por ende más frájiles y suceptibles a fracturas. Los huesos más afectados son los de la cadera, vértebras y las muñecas.

Causas

Los huesos de nuestro cuerpo se regeneran en forma constante, ya sea para reparar áreas de fracturas de huesos muy pequeñas que ocurren casi a diario, como para sustituir zonas de hueso viejo o caduco, lo que indica que el hueso es un tejido en continua actividad de cambio. La cantidad de hueso que se reabsorbe debe ser igual a la cantidad de hueso nuevo que se forma. De tal manera que la osteoporosis ocurre cuando la cantidad de hueso que se reabsorbe es mayor a la cantidad que se forma, lo que provoca un desequilibrio en los huesos haciéndolos esponjosos y muy débiles.

Síntomas

Al ser un proceso que se presenta en forma paulatina, los síntomas tardan mucho tiempo en manifestarse, y en muchos casos este padecimiento es descubierto cuando ya el paciente tiene los huesos rotos o dolores muy fuertes.

Quiénes padecen esta enfermedad?

A pesar de que siempre se ha dicho que  las mujeres mayores de 50 años son el mayor grupo de población que se ve afectado por este padecimiento, debido a la disminución de estrógenos, aunque en menor proporción también la padecen los hombres así como jóvenes y niños. Existen otros factores de riesgo, tal es el caso de individuos que consumen excesivamente alcohol, tabaco y las personas que son inactivas físicamente, excesivamente delgadas o con historia familiar de osteoporosis.

Prevención

En la actualidad existen exámenes especiales que el médico puede realizar (u ordenar) al paciente para determinar si existe pérdida de masa osea en sus huesos y evitar así mayores complicaciones.

Una buena dieta rica en calcio y vitamina D desde la infancia puede ayudar a un aumento de la masa osea. El calcio se puede obtener al consumir productos lácteos como la leche el queso y las hortalizas como la bróculi, espinacas y algunas otras que el médico tratante le pueda recomendar.

Evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y café, evitar el fumado es otra recomendación que están haciendo los especialistas.

Otro factor importante para prevenir esta enfermedad es hacer un ejercicio adecuado, pues algunos estudios demuestran que las personas que no hacen ningún tipo de ejercicio están propensas a mayor riesgo de este padecimiento.

Tratamiento

Existen diferentes tipos de tratamiento, por lo que un diagnóstico temprano de esta enfermedad ayudará sin duda al paciente a prevenir y a detener la enfermedad y así evitar mayores complicaciones. Siempre es recomendable consultar al médico, para que indique el tratamiento a seguir.


Regresar a los temas