Menopausia

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es una etapa en la vida de la mujer que se produce a raíz del cese de la función ovárica, consiste en la falta de secreción de estrógenos y en la ausencia de ovulación regular por parte del ovario.

Es una situación fisiológica, que afecta a todas las mujeres alrededor de los 50 años. Siendo una situación natural, frecuentemente tiene una serie de alteraciones acompañantes, que pueden ser evitadas o aliviadas, con un control médico adecuado.

Dentro de los 45 a 55 años se presentan cambios físicos y emocionales en la vida de todas las mujeres estos cambios son normales y pasajeros.

A la desaparición de la menstruación, y con esto la capacidad de tener hijos, se le llama Menopausia; al tiempo  que rodea este proceso antes y después de la desaparición de la menstruación se le llama Climaterio.

Cada mujer vive la menopausia de manera diferente. Algunas no tienen molestias, pero otras sienten malestares emocionales y físicos.

Síntomas

Emocionales:

Muchas mujeres se vuelven más sensibles y nerviosas. Y con frecuencia, se ponen tristes o deprimidas. Algunos de los cambios emocionales pueden coincidir con situaciones de la vida diaria o creer equivocadamente que la vida sexual se acabo y que estas envejeciendo.

Los malestares emocionales se pueden reducir si la mujer que comienza a sentirlos sabe cúales son los cambios que llegan con la menopausia, si comparte las dudas con personas de confianza o con otras mujeres que estén en una situación parecida, y si cuenta con el cariño y el apoyo de sus familiares.

Físicos:

El malestar físico más común son los sofocos que son como oleadas de calor que se sienten de pronto en el pecho y la cara, y hacen sudar y enrojecer la piel.

Los sofocos pueden ocurrir varias veces en el día o en la noche, y es posible que se presenten durante meses o años.

Otro malestar físico son las palpitaciones. Son los latidos del corazón que se sienten más fuertes y rápidos. Casi siempre aparecen cuando la mujer está cansada o preocupada.

Como aliviar los malestares:

Los malestares de la menopausia no son peligrosos y pasan después de un tiempo, pero es bueno saber cómo aliviarlos.
Buenos sitios frescos, bien ventilados, usar ropa floja y fresca, ayuda a aliviar el calor de los sofocos.

Para disminuir las palpitaciones es bueno sentarse y reposar, respirar hondo y tomar té de hierbas como anis, menta, tilo, azahar o naranjo agrio.

Se recomienda una dieta balanceada, rica en verduras, frutas, carne (2 veces por semana), leche y disminuir el consumo de sal, grasas, azúcar y café. Evitar el fumado.

Cambios en el cuerpo:

La vejiga caída y la matriz caída, así como los huesos que se quiebran con pequeños golpes, con problemas comunes en la menopausia, pues los músculos y los huesos se debilitan.

La vagina se vuelve más seca, esto puede hacer que se sientan molestías al tener relaciones sexuales, esto se puede aliviar con una crema recetada por el médico.

Para ayudar a mantener fuertes los músculos y los huesos, la mujer puede tratar de tener ciertos cuidados desde mucho antes de llegar a la menopausia:

Distanciar los partos, con dos años de diferencia, para que los  músculos, especialmente los del vientre, tengan tiempo de recuperarse.

Recibir sol con más frecuencia, si no acostumbra hacerlo.

Se debe hacer algún ejercicio, como caminar que es divertido y se puede hacer con la familia o amigos pero sin llegar a la fatiga.

El embarazo después de los 35 años, y en especial antes de la menopausia, tiene más riesgo, tanto para la salud de la madre como de la hija o hijo.

El embarazo después de los 35 años, y en especial antes de la menopausia, tiene más riesgo, tanto para la salud de la madre como de la hija o hijo.

Por eso es importante usar un método anticonceptivo, recomendado por el personal de salud, hasta que la regla haya dejado de venir durante un año seguido.

Hay que buscar ayuda:

Cuando los malestares son muy seguidos o incomodan mucho.

Cuando se sientan ganas de orinar muy seguido, cuando se sienta dolor al orinar, o cuando la orina se salga al toser, al estornudar  o al hacer fuerza para cargar alguna cosa.

Cuando haya sospecha de embarazo. En ese caso, lo mejor es ir al control prenatal lo más pronto posible.

Cuando haya un sangrado por la vagina, leve o abundante, después de medio año seguido de no haber venido la regla.


Regresar a los temas