La presión arterial

El sistema circulatorio es parecido a una cañería en el cual, la bomba que impulsa el líquido es el corazón; la tubería, las arterias, que en el ser humano son elásticas, y el líquido, es la sangre.

Para que la sangre circule normalmente por el organismo, es necesario que lo haga con cierta presión.

Esta presión se debe al efecto de bomba expulsiva del corazón y a la elasticidad de las arterias, que se ensanchan para aceptar la cantidad de sangre que expulsa el corazón.

A la presión de la sangre dentro del sistema arterial se llama presión sanguínea, y que puede ser medida en nuestros brazos, con aparatos llamados esfigmomanómetros.

Según acuerdos médicos mundiales, la presión arterial, normalmente es de 140/90 milímetros de mercurio, aunque en sujetos mayores de edad, presentan cifras hasta de 160/95.

¿Qué es la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial conocida como presión alta, es cuando se presentan cifras de presión arterial mayores de 140/90.

Presión sistólica 140 / 90 Presión diastólica.

Causas de hipertensión.

La hipertensión arterial tiene muchos orígenes, por eso es muy difícil identificar la causa o factores de ella. Entre las más importantes están: la presencia de hipertensos en la familia, el alto consumo de sal, tensión emocional (estrés), obesidad, consumo elevado de grasas y azúcares, tabaquismo.

Síntomas

Durante los diez primeros años del padecimiento no se producen síntomas, ya se han establecido las complicaciones. Por esta razón es que a la hipertensión arterial se le ha denominado " ASESINO SILENCIOSO ".

Los síntomas de la hipertensión se confunden con otras enfermedades. Por eso la única manera para saber si usted es hipertenso consiste en que se tome la presión arterial, en un centro de salud o con una persona debidamente capacitada en esta práctica.

Complicaciones

La hipertensión daña a una serie de órganos, en especial al corazón, riñones, arterias y ojos (órganos blanco).

Si usted es hipertenso o hijo de hipertensos y quiere ayudar en su tratamiento o prevenir la aparición de la enfermedad, siga estas recomendaciones:

Tratamiento

El tratamiento debe ser ofrecido y supervisado por el personal médico especializado en este tipo de problemas, y tiene como objetivo controlar o eliminar aquellos factores, costumbres o hábitos que son capaces de desarrollar o complicar la enfermedad, pero sólo su médico tratante sabrá cuáles usar y en qué momento.


Publicado por: Caja Costarricense de Seguro Social. Organización Panamericana de la Salud. "La Presión Arterial",  San José, Costa Rica, 1997


Regresar a los temas