Estreñimiento
Revisado por
Dr. Rodolfo Alfaro Murillo
Hospital San Juan de Dios
Costa Rica
Febrero 2004

 Qué es el estreñimiento?

Consiste en la retención de las materias fecales debido a varias causas.
Puede considerarse anormal menos de 3 evacuaciones por semana.

Estreñimiento se emplea para referirse a heces que son demasiado duras, reducidas o infrecuentes o al esfuerzo excesivo durante la defecación y muy difícil de expulsar o con dolor, además con una sensación de plenitud abdominal (se siente como globo), dolor de cabeza frecuente, con muchos gases, irritable y mal aliento, o con necesidad de tomar dieta especial o medicamentos específicos.

Cuáles son las causas?

Hay múltiples causas, pero las más frecuentes son:

1.- Dieta y hábitos inadecuados
Es la mas frecuente y se debe a una cantidad inadecuada de alimentos con fibra, consumo excesivo de alimentos que endurecen las heces (por ejemplo queso), falta de ejercicio, inhibición del impulso de defecar, en otros casos a la espera prolongada y repetida para ir al baño. Cuando se presenta en niños que se están entrenando para ir al baño solos, puede deberse a la gran presión psicológica que están empleando los padres, por abuso de laxantes y por cambios del ambiente (hospitalización, vacaciones, viajes, encamamiento).

2.- Enfermedades específicas del intestino:
Sobre todo del recto y ano, como son hemorroides, fisuras, abscesos, obstrucciones causadas por infecciones, inflamación, torsión y tumores que producen dolor al defecar u obstruyen la salida de las heces.

Menos frecuentes son:

3.- Trastornos del movimiento intestinal "colitis nerviosa" o colon espastico
4.- Enfermedades neurológicas y psiquiátricas.
5.- Enfermedades metabólicas y hormonales.

Cuál es el tratamiento?

1. Los pacientes deben de consultar con su médico especialista para que, durante la consulta, él pueda descartar todas las causas que existen y pueda volver a la normalidad sin mayor riesgo. Antes de usar enemas o supositorios,  ya que estos tratamientos pudieran causar sangrados, infecciones u otros efectos secundario severos, consulte mejor a su médico o acuda a la clínica o al hospital correspondiente.

2. Debe realizar un cambio en sus hábitos alimenticios:

Incluya más de lo siguiente:

A. Líquidos. Beba un mínimo de 8 vasos al día. También puede ayudar el jugo de ciruela a la hora de acostarse.

B. Fruta fresca y cocida: las manzanas, las naranjas, los higos, las ciruelas, las pasas, o cualquier otra fruta.

C. Afrecho (salvado) puede encontrarse en los cereales y panes de trigo entero

D. Verduras: La brócoli, repollo, las espinacas, la coliflor, los tomates, la lechuga, el apio o cualquier otra verdura.

3. Actividad física.
Aumente la actividad física, camine o haga cualquier clase de ejercicios, principalmente en los que intervienen los músculos  abdominales.

4. No ignore la urgencia de defecar, dedique el tiempo necesario, fije un tiempo cada día que sea tranquilo e ininterrumpido.


Regresar a los temas