Acupuntura
    Costa Rica
Febrero 2001

 

Introducción
 

La acupuntura se encuentra entre las técnicas más antiguas y tradicionales de la medicina china. Podemos definir acupuntura como el procedimiento de clavar agujas, a profundidades diferentes en puntos del cuerpo humano.

Los sabios de la India consideraron que el cuerpo humano es un pequeño mundo o un planeta a menor escala, es decir que el hombre es un microcosmos.

Hallaron en el cuerpo unos puntos en los que se cruzaban las líneas de energía humana. Y estas líneas recibían la energía del cosmos. A estos

puntos, siete en total, les dieron el nombre de chakras (ruedas), cada una con una misión específica.

Las chakras son puntos generadores de energía, en continuo estado de rotación, de cuyo centro se irradia una energía sutil que pone en acción fuerzas secundarias dotadas de movimiento circular y ondulatorio.

Según los sacerdotes de la India, estos centros no son visibles al ojo humano, sino que constituyen unas antenas susceptibles de captar las fuerzas vitales del cosmos y de atraerlas al organismo. Este complejo vital ejerce así una doble actividad: sirve de matriz para los cambios fisiológicos además de formar un mecanismo de unión entre los planos no físicos del ser humano y su estructura física

Los siete chakras son:

El Yin y el Yang y los meridianos

Yin no es el contrario del Yang, y representa mucho más que su parte complementaria.

Los sacerdotes de la India dominaban los conceptos positivos y negativos, pero los chinos supieron ampliarlos y sacar mejor partido de las líneas de fuerza del cuerpo. Las líneas positivas y negativas, que corresponden al Yang y al Yin se complementan para tornarse creativas. Y este fenómeno es fiel reflejo del que se opera en la Tierra por medio de las fuerzas venidas del cosmos y de las engendradas en el propio planeta.

La piel es parte importante en la acupuntura. Se respira por sus poros y se almacena a través de ellos energía vital.

Por la piel se delizan doce meridianos, a manera de canales, que conducen el estimulo de la aguja clavada en el órgano o lugar apropiado.

Los Maestros teoístas consideraban el cuerpo como un filtro de la energía que circula por las doce líneas de fuerza, y picando la piel en los puntos precisos puede equilibrarse la energía, armonizando al Yang y al Yin con el cosmos.

La energía fundamental debe circular en el cuerpo para que haya salud. Cuando la circulación es perturbada sobreviene la enfermedad.

La técnica de la acupuntura consiste en introducir en los puntos de los Meridianos anteriormente mencionados unas agujas muy delgadas, fabricadas de aleaciones especiales que nos permitirá tonificar o sedar la energía presente en ese punto, dependiendo de lo que queremos lograr.

Existen diferentes dimensiones de agujas dependiendo del sitio donde el especialista va a trabajar, existen de 7mm, 10mm, 15mm, 20mm y otras, también están elaboradas de diferentes aleaciones

Debemos recordar que esta técnica requiere de mucho estudio, por lo que mas información debe solicitarla a un especialista.


Regresar a los temas